A celebrar,  Bodas

Las 10 cosas más sexis que debes probar en tu luna de miel

¿No es súper emocionante tu luna de miel? Además de ser unas merecidas vacaciones después de todoel estrés de la boda, les esperan unos románticosy sensuales días en el destino que hayan elegido. Probablemente estén tímidos, pero no duden en romper el hielo y sacar chispas en las vacaciones más apasionadas de su matrimonio.

Por Gabriela de Alba

La intimidad y vida sexual son una de las bases delmatrimonio. Empiecen con el pie derecho divirtiéndosey disfrutando conocerse mutuamente. Vayan de menos a más. Empiecen con sutileza, sobre todo si al principio sienten timidez porque quizá nunca antesestuvieron juntos. No pierdan la oportunidad de hacerde la luna de miel una experiencia romántica, pero a la vez sexy y divertida, pues por más vacaciones que tengan en pareja, la primera siempre será especial.

Baño de espuma juntos

No puede faltar este mega clásico al estilo Pretty woman. Es muy relajante, además de que propicia la cercanía y la comunicación.

Masaje con chocolate

Chocolate o cualquier comestible. El chiste es agasajar a la pareja con un rico masaje y respecto al comestible… sólo hace falta dejarse llevar.

Baile sensual

Pueden empezar a soltarse yendo primero a un buen lugar de cena y baile, con algo conocido como unclub nocturno de música pop y electrónica, hastaexperimentar algo nuevo como salsa y ritmos latinos.El chiste es continuar en la habitación y practicar esospasos que en público no se podía.

Jacuzzi con fresas y champaña

A diferencia de la bañera, el jacuzzi puede ser incluso al aire libre. Es una experiencia sexy al mismo tiempo que romántica. Además, con unas fresas y unascopas de champaña, la noche se puede tornar muyencendida.

Cena romántica

Para casi todas las parejas romántico es igual a sexy. Bien dicen que el amor entra por el estómago. Vayan a experimentar algún tipo de comida nueva o restaurante al que normalmente no asistirían.Después, vayan a donde se hospeden y pidan servicio a la habitación. Pidan postres y vino. Lo demás vendrápor añadidura.

Juegos

Es muy sencillo transformar los juegos clásicos enrománticos. Sólo hace falta ser creativos. Algunos delos que pueden funcionar más son el Twister, dominó, cubilete, Jenga, Turista mundial o Monópoli, pirinola, Operando, Lotería, adivinar la palabra, entre otros.Incluso hay algunos especiales de pareja, investiguen

Noche de Casino

La razón de dejar fuera del apartado anterior la baraja,es para proponer una divertida noche de casino. Lascartas tienen un alto potencial en cuanto a apuestas setrata. Una idea divertida es apostar prendas.

Lencería

Otro gran clásico de la luna de miel es la lencería. Elige la más bonita y con la que te sientas más sexy. En realidad, un gran secreto de la ropa íntima es la actitudcon la que la uses. Un tip que no falla es modelarla obailar.

Una noche de copas

El alcohol siempre enciende un poco la sangre. Ya seaque vayan a una barra libre o tomen unos tragos de su bebida favorita en el cuarto, busquen ese punto dedesinhibición –sin caer en el exceso, porque lo arruina todo– que les permita entrar en modo romántico.

Una sesión de besos en la playa

La naturaleza tiene también un “no sé qué” muy apropiado para la pasión. Pueden empezar con una dulce sesión de besos en la playa. La forma en que termine ya depende de ustedes.

Deja un comentario