Belleza novias,  Bodas

Tendencias minimalistas en belleza

El minimalismo llegó para quedarse. Bien dice la frase, que menos es más, y en cuanto a belleza no aplica ninguna excepción. La belleza natural y fresca de la novia es lo que debe lucir en su llegada al altar.

Por Gabriela de Alba

 

El minimalismo es una tendencia artística que utiliza los menos recursos posibles para crear belleza. Como corriente del arte no es nueva, pues data de los años 60, sin embargo, el minimalismo se actualiza constantemente porque reacciona en contra de los excesos decorativos de ciertas modas o tendencias. Los años 80 y 90, y un poco quizá hasta los 2000, se caracterizaron por una sobrecarga de los colores, las texturas y los adornos. Actualmente, las mujeres buscan liberarse de estos excesos y se centran en un estilo relajado, neutro, con detalles o accesorios llamativos, pero escasos. La moda nupcial no es diferente por lo que tender a la sencillez será siempre una forma directa de elegancia.

 

MAQUILLAJE

El maquillaje de una novia es muy especial, pues al mismo tiempo que se busca que la protagonista se vea espectacular y hermosa, lo ideal es que el look refleje su personalidad y las haga sentir cómoda. Un maquillaje muy marcado podría lucir exagerado. En el caso del minimalismo, se trata de elegir una paleta de colores muy neutros y con pocos tonos, que lo que hagan sea resaltar la piel, los ojos y especialmente lo más bonito que tenga la novia, que puede ser su boda, sus pómulos, su nariz, o cualquier parte de ella. Los colores deben ser suaves, y por regla general sólo se resaltará una cosa con color más fuerte: ojos o labios, nunca ambos. El acabado no deberá ser ni completamente mate ni muy brillos, sino en un punto medio.

 

PEINADO

Un peinado minimalista consiste, principalmente en una textura natural, por que los fijadores se deben mantener al margen ( o deben ser muy discretos). De ahí en más, de entre todas las figuras de pelo como trenzas, retorcidos, churritos, chongos, etc. se deberá seleccionar sólo una o máximo dos. Un liso total no será problema, pero si se opta por rizar el cabello, las ondas deben ser muy flexibles y naturales, nada que se vea hecho con pinzas o tubos. Y si es que hay un tinte, éste debe ser también muy fresco y neutral.

 

ACCESORIOS

Los accesorios de la novia pueden ser muchos, pero el secreto está en saber elegirlos, pues además deben ir acordes al vestido y estilo de la novia. Reglas básicas son, por ejemplo, no utilizar aretes grandes con collar llamativo; asimismo, no collar si el cuello del vestido ya tiene otros adornos; no ponerse todo a la vez: tiara, aretes, collar o gargantilla, anillos, pulseras, etc. Y así, hay otras reglas, pero lo más importante es usar pocos accesorios pero muy selectos, sencillos y muy protagónicos. Por ejemplo, un lindo tocado de flores blancas, pero con unos aretes y gargantillas muy discretos ( o incluso sin gargantilla). Otro tip es que se han vuelto a usar accesorios vintage como las redes y diademas. Los tacones, por otro lado, deberán ser lisos, pero dramáticos.

VESTIDO

El vestido es lo más importante para lograr un estilo minimalista. Ahora más que nunca están en boga los vestidos muy lisos y de telas sofisticadamente sencillas. Con sencillez hay que referirse precisamente a que se necesitan pocos elementos para impactar, no significa para nada simpleza o falta de personalidad.

Los vestidos minimalistas son originales, dramáticos y divertidos; huyen un poco o mucho de lo clásico, son innovadores y sobre todo frescos. En cuanto a telas, optan poco por los encajes, y se inclinan más por los velos, seda, gasas, y una gran variedad de telas con brillo y brocados o relieves. En cuanto a estilos no hay nada escrito, pero por regla general son piezas muy completas y de pocos pliegues.

 

 

 

 

Deja un comentario