Bodas,  Sexualidad

Síndrome de ovario poliquístico ¡lo que necesitas saber!

Se estima que el síndrome de ovario poliquístico es uno de los padecimientos hormonales más frecuentes, pues se cree que podría afectar hasta al 20% de las mujeres en edad reproductiva. Cuando el cuerpo hable a través de síntomas, hay que aprender a escucharlo.

Por Gabriela de Alba

 

Entre más conozca cada mujer su cuerpo, más será capaz de entender que existen múltiples condiciones o situaciones que pueden ser complicadas, pero no tienen por qué mermar la calidad de vida de quien los padece. El síndrome de ovario poliquístico presenta una serie de síntomas que muchas mujeres sufren en silencio y que además de causarles problemas de salud física, podrían también afectar su salud emocional y desmejorar su autoestima.

¿Qué es?

“El síndrome del ovario poliquístico (SOP) es una enfermedad en la cual una mujer tiene un desequilibrio de las hormonas sexuales femeninas. Esto puede provocar cambios en el ciclo menstrual, quistes en los ovarios, dificultad para quedar embarazada y otros problemas de salud”.

Se cree que las hormonas que se involucran en este síndrome son Los estrógenos, la progesterona (hormonas femeninas) y los andrógenos (hormona masculina que se produce mínimamente en la mujer).

El síndrome provoca que por el desequilibrio hormonal, en lugar de liberar óvulos maduros cada mes (ovulación), los óvulos permanezcan en el ovario junto con cierta cantidad de líquido, lo que da pie a que se creen los quistes en los ovarios.

Es por ello que los diferentes síntomas pueden ser:

• Periodos menstruales poco frecuentes o muy prolongados y/o anormalmente intensos.

• Niveles excesivos de hormona masculina (andrógeno). Esto puede desembocar en exceso de vello facial y corporal, acné grave y calvicie de patrón masculino.

• Poco cabello en la cabeza.

• Aumentos de peso anormales

• Dificultades para quedar embarazada

¿Quién lo padece?

Se desconocen las causas de por qué sucede este síndrome, pero se sospecha marcadamente de que se trate de un padecimiento hereditario. Normalmente se diagnostica en mujeres entre los 20 y 30 años, pero es muy probable que desde las primeras menstruaciones ya se manifieste, aunque aún no sea notado.

 

¿Por qué es importante conocerlo?

Este síndrome, como muchos otros, tiene diferentes niveles de gravedad. Hay desde los casos más leves hasta los que llegan a complicar la salud en otros aspectos más delicados. Según la página www.mayoclinic.org las complicaciones podrían ser:

• Esterilidad.

• Diabetes gestacional o presión arterial alta causada por el embarazo.

• Aborto espontáneo o nacimiento prematuro.

• Esteatohepatitis no alcohólica, una inflamación hepática grave causada por la acumulación de grasa en el hígado.

• Síndrome metabólico, un grupo de afecciones que comprende presión arterial alta, nivel de azúcar en sangre alto y niveles anormales de colesterol o de triglicéridos que aumenta considerablemente el riesgo de tener enfermedades cardíacas.

• Diabetes tipo 2 o prediabetes.

• Apnea del sueño. (Dificultad para respirar, ronquidos)

• Depresión, ansiedad y trastornos de la alimentación.

• Sangrado uterino anormal.

• Cáncer del revestimiento del útero (cáncer de endometrio).

¿Cómo se trata?

• En principio, cuidando el peso corporal, mediante dietas apropiadas y ejercicio.

• Se pueden recetar ciertos antiandrógenos y anticonceptivos orales.

• Preparados hormonales

• Los quistes se pueden remover de forma quirúrgica. 

 

¿Qué implicaciones para la salud puede tener?

Como puede verse, muchas mujeres acuden únicamente por su dificultad para embarazarse o porque alguno de los síntomas las alarma, pero va más allá, pues ya que las hormonas regulan muchos de los procesos del cuerpo, el dejar pasar cualquiera de los síntomas podría llevar a complicaciones más severas. Al observar cualquiera de los síntomas, y con mayor razón si se reúnen dos o más de ellos, hay que acudir inmediatamente con el ginecólogo. Actualmente muchas mujeres todavía sufren en silencio porque no existe la cultura de la medicina preventiva y sólo se va al consultorio hasta que ocurre algo malo con el cuerpo. Es necesario aprender a que es mejor y más fácil atender a tiempo (antes de que se desaten mayores síntomas), que a corregir algo que ya es doloroso o que ya ha causado algún estrago en el cuerpo.

 

 

Fuentes: https://medlineplus.gov/spanish/ency/article/000369.htm

https://www.mayoclinic.org/es-es/diseases-conditions/pcos/symptoms-causes/syc-20353439

https://es.wikipedia.org/wiki/S%C3%ADndrome_de_ovario_poliqu%C3%ADstico

Deja un comentario