A celebrar,  Bodas

Consejos de otras novias ¡para ti!

En cuanto a bodas, hay diversos profesionales que te pueden ayudar y hacer que tu ceremonia sea espectacular, pero no hay quizá mejor consejo que el que te pudiera dar una persona con experiencia, alguien que lo haya vivido en carne propia. ¿Y quién mejor para darte consejos que una novia? Seguramente más de uno de estos consejos te puede ayudar.

 

Por: Gabriela de Alba

 

 


Hicimos el experimento de preguntarles a algunas mujeres acerca de su propia experiencia respecto a sus bodas. Obtuvimos muchas respuestas, pero aquí te presentamos algunas de las mejores. Al final, cada quien se expresa según sus circunstancias, pero no hay consejo que esté de más.

 

SOBRE TU RELACIÓN

 

Yo estuve a punto de casarme con alguien equivocado, pero afortunadamente me di cuenta. Después de un tiempo terminé enamorándome de mi amigo más cercano. Nadie mejor que tú puede saber si tu novio es el indicado, eso de que cuando sepas que es el correcto lo vas a sentir, es un rumor totalmente cierto”.

Saraí, 4 años de casada

“Ponte siempre en los zapatos de tu novio, eso ayuda para evitar las peleas, sobre todo cuando planean la boda. A veces reaccionamos ante los demás sin considerar realmente lo que piensan o sienten. Hazte tres preguntas antes de actuar: ‘¿qué sentiría o pensaría yo en su lugar en esta situación?, ¿por qué reacciona así?, ¿qué parte de este conflicto me corresponde a mí y qué parte a él?’ Ayuda mucho tener disposición, incluso si te sientes ofendida, es muy liberador”. 

Estefanía, 11 años de casada

“No pierdas tu individualidad, y tampoco dejes de lado a tu familia ni a tus amigos, ellos son una parte muy importante de ti. Muchas novias se separan de sus seres queridos por centrarse en su esposo o en la vida de casados. Da tiempo a tu vida de pareja, eso es muy bonito, pero no te alejes de quien estuvo ahí antes de que llegara el amor de tu vida, pues ellos te proporcionan otro tipo de amor”.

María José, 17 años de casada

 

SOBRE LOS PREPARATIVOS

 

“Empieza a planear con tiempo suficiente y no dejes que algo que se supone que debes disfrutar mucho se convierta en algo angustiante. Si planeas como con un año antes tienes tiempo de hacer con pausas y descansos todo. Mi consejo es que no te claves con lo engorroso y disfrutes lo que más te gusta, como el vestido, la decoración o elegir el lugar”.

Claudia, 6 meses de casada

“No gastes más de lo que tienes, sí está padrísimo que hagas una bodototota, pero al final de cuentas lo más importante es que esté ahí la gente que quieres, no tanto lo material. Yo te recomiendo que, si tienes muchos ahorros, pues adelante, pero no gastes más de lo que puedes pagar”.

Luciana, 2 años de casada

“Contrata un wedding planner, es lo mejor que puedes hacer. Yo le pedí a un amigo que se dedica a organizar bodas que planeara la mía. Aquí lo importante es que sea alguien en quien confías para que estés muy tranquila. A mi organizador se le ocurrieron ideas increíbles, me encantó cómo quedó todo, además de que es súper profesional todo y tú nada más te preocupas por disfrutar todo”.

Perla, 2 meses de casada

 

 

SOBRE TI

 

“Cuando yo me casé alguien me dijo: ‘sé ecuánime’. Yo ni siquiera había escuchado esa palabra nunca, pero luego de investigarla y aplicarla lo entendí. Ser ecuánime es mantenerte estable, o al menos, lo más posible. No vale la pena enojarte, llorar o desalentarte por la gran mayoría de los problemas. Muchas veces vas a creer que algo es el fin del mundo, pero si mueves tu perspectiva verás que todo es pasajero o tiene alguna solución. Ser ecuánime te permite ser realista y disfrutar hasta lo más simple”.

Carla, 4 años de casada

“Si puedes, haz un viaje antes de casarte. De preferencia tú sola, pero si no te gusta puedes hacerlo con alguien que te acompañe, como una hermana o amiga, o varias. El chiste es que tengas una especie de despedida, pero en un plan espiritual. Los viajes son terapéuticos y sirven para cerrar cosas pendientes y prepararte para el cambio. En mi caso yo me fui sola, fue una experiencia súper profunda”.

Karen, 3 años de casada

“Yo te recomiendo que hagas ejercicio. Podrás pensar que es algo superficial, pero en mi experiencia, yo empecé haciendo ejercicio para adelgazar, pero al final, aunque en realidad no bajé el peso que quería ni me quedó cuerpo de Jennifer López, me sirvió para sacar el estrés y sentirme muy relajada. Los días que más estresada me sentía me iba a correr y me despejaba completamente. A veces Beto, ahora mi esposo, me acompañaba. Tuvimos conversaciones súper profundas trotando, no lo cambiaría por nada”.

Cristina, 1 año de casada

 

SOBRE TU LUNA DE MIEL

 

“Uy, la luna de miel… ya hace tiempo que fue la mía… ¿qué consejo es el mejor? Sin pensarlo dos veces te diría: reconcíliate pronto. Es que a mí me aconsejaron ‘no discutas o no te pelees en tu luna de miel’, pero yo creo que es imposible, porque el cambio es muy brusco. Pero eso sí, no desperdicies el tiempo, perdónense pronto y reconcíliense bonito… eso es lo más padre de la luna de miel”.

Rebeca, 12 años de casada

“Yo le recomendaría a cualquier novia que escoja un lugar al que no hayan ido ni ella ni su novio. En mi caso, mi luna de miel fue a Cancún, y estuvo muy padre, pero me hubiera gustado mucho que fuera un lugar nuevo. Después, en el primer aniversario conocimos Los Cabos y estuvo muy padre ir a lugares nuevos. La luna de miel no se repite, mejor que sea algo original”.

Estela, 6 años de casada

“Mi recomendación más grande es que imprimas tus fotos de la luna de miel, y posteriormente las de tus viajes, no las dejes nada más en la computadora. Obviamente disfruten mucho, conozcan muchos lugares, pero además de tomarlo en fotografía, imprímanlas. Las parejas de ahora muchas veces no saben lo valioso que es ponerte a ver tus fotos muchos años después”.

Magdalena, 30 años de casada

 

 

Deja un comentario