Bodas,  Cosa de dos

EL AMOR no es un cuento de hadas

Algunas de las mejores historias que se han escrito en la literatura o que han sido contadas, no eran cuentos de hadas. Y es que no existen los finales felices, porque nada finaliza, la vida sigue día a día. Idealizar la vida como si fuera un cuento de hadas es peligroso, no sólo porque se cae en una frustración por ver que las cosas no son perfectas, sino porque se deja de disfrutar la realidad. El amor no es como en los cuentos, pero ciertamente eso es una buena noticia.

Por:Gabriela de Alba

 

 

Algunas veces (si no es que siempre), se ende a idealizar el amor. Lo buscamos porque es agradable, porque nos hace sentir bien. Pero la realidad es que las relaciones humanas son más complicadas que en los cuentos de hadas. El amor real tiene muchas caras, que no se pueden medir solamente por las emociones pasajeras.

Pongamos por ejemplo una relacón amorosa básica: el amor de una madre, que es de los más fuertes y profundos que hay. Levantarse a las 3:00 de la mañana a amantar a su hijo no es para nada placentero ni agradable, por el contrario, es un sacrificio. Pues así es el amor a veces. Tampoco cabe decir que siempre sea así de complicado, tiene otras cosas muy bellas, pero quien es mamá sabe que tener un hijo es muchas veces más dificil y complicado, que sencillo y agradable. Pero aun así, no deja de ser una experiencia increíble y que lleva a la felicidad.

El amor de pareja es muy semejante a las otras relaciones humanas, pues hay que partir de un punto básico: el amor no es una emoción. El amor no se expresa sólo con palabras y regalos románticos. El amor se vive y se demuestra con acciones. A veces es decir “te amo, eres el amor de mi vida, eres el mejor”, pero otras veces también es decir “te perdono, estoy contigo, yo te apoyo, todo va a salir bien”.

Si se reduce el amor a creer que sólo es una emoción, se podrá ver como consecuencia que si las emociones son cambiantes y pasajeras, entonces el amor también será así. Y si se cree esto, entonces ¿qué relación de pareja ene oportunidad de durar para siempre? Ninguna.

Afortunadamente, el amor ene muchos aspectos. Por algo es la fuerza que mueve el mundo (o al menos ojalá que lo sea). El amor tiene retos, refuerza el autoestima, une a la gente, apoya a las personas, ayuda a salir adelante, se disfruta, se vive, hace que haya que esforzarse. El amor implica que la persona tenga que echarle ganas en diversos aspectos de su vida, pero igualmente enriquece de muchas maneras.

Si el amor se idealiza en el noviazgo, por ejemplo, en el matrimonio se sufre, y pasa de ser esa sensación agradable y bonita, a la carga más pesada. En la medida, entonces, que los novios se conozcan más y sean sinceros, además de procurar aceptar en vez de cambiar, serán más felices. El más feliz no es aquél que no tiene problemas, sino el que está en paz y en constante crecimiento de acuerdo con su realidad.

Antes de casarte, conoce bien a tu pareja. No sólo “lo bonito” que tiene, que es maravilloso, sino toda su persona y circunstancias. Tendrás toda una vida para ello, pues nunca se termina de conocer a la otra persona, pero prepárate para que el cuento de hadas que pudo haber sido el noviazgo se convierta en algo real, profundo, con todo lo que implica. Y tranquila, la realidad es bella, a veces dificil, pero en cada logro que tengan juntos verán que no hay nada mejor que eso.

El amor no es un cuento de hadas, es mil veces mejor.

 

Deja un comentario